jueves, 24 de enero de 2019

Gregorio Martín Martínez " El Goro"1911-1990


Gregorio Martín Martínez " El Goro"
1911-† 1990
Gregorio Martín Martínez murió el 10 de mayo de  1990- a los 79 años.
Gregorio Martín Martínez, conocido en nuestro pueblo por el apodo de "El GORO",es una persona a tener en cuenta dentro de nuestra historia local,persona de carácter amable,simpático,trabajador y artista,le gustaba contar chistes,casi nunca se enfadaba. 
Para los Sanluqueños/as que lo recuerdan, fue pregonero de nuestro pueblo entre los años 50-60,era un excelente comunicador, a pesar de no tener estudios tenía una memoria que atodos nos sorprendía,su facilidad de componer letras de versos,poemas,coplas,pasodobles,fandangos,fue el continuador del tradicional coro de campanilleros desde los años 40, hasta finales de los años 60 donde otros jóvenes Sanluqueños tomaron el relevo durante unos años hasta su disolución en los años 70.
Gregorio Martín Martínez " El Goro" compuso la mayoría de las letras para el coro,sus recorridos por las calles de nuestro pueblo en los días de navidad, parando de puerta en puerta y en las tabernas donde solía visitarlas acompañado de sus amigos Angelillo "poca ropa" que cantaba muy bien,y  Manuel  Hidalgo gil,)1914- 1995 -murió con 81 año de un infarto),conocido como el " Palomo"( El apodo de el palomo le viene por que tenía el pelo blanco) natural de Aznalcóllar, tocaba el Laúd, cantaba por el niño la huerta -vallejo-marchena- valderrama.., Manuel  "el palomo"era compadre de Gregorio, fue padrino de su segundo hijo José.Trabajó muchos años en la huerta de Longoria hasta que se jubiló por su ceguera,  El palomo tocaba el laúd y el goro la guitarra  al "Goro" le gustaba mucho el vino, cuentan que cuando frecuentaban los bares solía recitar y tocar la guitarra, esta habilidad le dio durante algún tiempo dar clases de guitarra a muchos jóvenes del pueblo,le gustaba tomarse sus copitas en las tabernas, y en más de una ocasión Manuel " Palomo" que le acompañaba siempre con su laúd en las bodas y bautizos cantando su repertorio, pues los dos formaban una pareja que a los presentes gustaba escucharlos,casi siempre eran invitados y claro, en más de una ocasión Manuel tenía que llevarlo a su casa un poco piripi.cuando terminaba la actuación ponían la gorra para que la gente depositaran su voluntad.

Su profesión era albañil, pero también fue jornalero,que también aprovechaba otros trabajos de ( Pocería, y durante las recolecciones del campo.En 1953 fue uno de los trabajadores que construyó desde sus cimientos el edificio de las salesianas frente  a nuestra estación de trenes ,en estos tiempos la arena se transportaban en burros desde la gravera del río Guadiamar, los ladrillos del tejar de los Vegas y de el " sevillita", las lozas de la fábrica de Manolito Ríos.

La Casa de espiritualidad “El Pilar”, está enclavada en el municipio de Sanlúcar la Mayor,  una localidad de la comarca de El Aljarafe, situada a unos 18 km. al oeste de Sevilla capital. Avda. de san Juan Bosco, 14 - Sanlúcar la Mayor.Espacio para encuentros y convivencias pastorales
Los años 50 fueron unos tiempos difíciles para Sanlúcar que comenzaba su crecimiento con la llegada del nuevo alcalde D. Lázaro Rodríguez,la política del régimen de Franco comenzaba a verse reflejada en los municipios a través de subvencionar a los pueblos para  mejorar sus calles empedradas y  construir barrios nuevos para una población en crecimiento.Los terratenientes y ganaderos,así como personas pudientes contribuirían a vender sus fincas y  propiedades para que estos terrenos se pudieran construir un futuro mejor para sus pobladores.Desde comienzo del siglo XX, en Sanlúcar la Mayor la mayoría de los títulos en propiedades de fincas y casas pertenecían a familias conocidas como los Pablo Romero,Carlos Melgarejos,Marqueses de Saltillo,los López,los Pachecos,Luis Hepburn,etc ,por poner algunos.Para no apartarnos del motivo central que nos trae este articulo Sobre nuestro paisano Gregorio Martín Martínez " El Goro", desde que su padre Gregorio Martín Bocardo llega a Sanlúcar la Mayor a comienzos del siglo XX.su árbol genealógico entroncan por parte de su madre con la familia Martínez, apellidos que relaciona a mi familia por parte de mi abuelo Paterno.

Comienzo del siglo XX su padre Gregorio Martín Bocardo llega a Sanlúcar la Mayor muy joven proveniente de dos hermanas para trabajar como carpintero, su especialidad era la fabricación de toneles para almacenar vino.por su habilidad en la carpintería fue contratado por la familia de Pablo Romero en su hacienda de Benazuza donde trabajó más de 20 años, dejando tras su jubilación a su hijo José Martín,como carpintero de mantenimiento de la hacienda.hermano de Gregorio "el Goro" y padre del Torero Antonio Martín " Guerrita".



Gregorio Martín Martínez hijo de  Gregorio Martín Bocardo de (dos hermanas) y  Rosario Martínez de (Sanlúcar la Mayor), nació en Sanlúcar la Mayor en el año 1911 en la calle de Zambullon, es el segundo de los tres varones y cuatro hembras.sus hijos son:Juan,Gregorio,José,Dolores ,Concha,Rosario,Manuela.después se trasladaron a la calle Cardenal Spínola " callejón de las culebras"hasta la muerte de sus padres.Viviendo en esta casa contrae matrimonio en 1952 con  Dolores Lopez Flores, tuvo 4 hijos: Manuela,José,Antonio,Fernando,tuvo sus tres primeros hijos en la casa de sus padres Calle: Cardenal Spínola ( Callejón de las Culebras)a la muerte de sus progenitores, en 1975 venden la casa y se trasladan a la casa número 2 de la misma calle.donde vivía  Rosario la pelicana con su marido Manuel Flores.aquí nacerían Fernando el más pequeño.













Callejón de las Culebras)
El origen de (Callejón de las Culebras)le viene desde aquellos años siendo unos terrenos de finca de Don Carlos Melgarejo,( Conocido Ganadero )este terreno colinda con los terrenos de la  finca de Don Felipe de Pablo Romero que terminaban en el actual colegio de los hermanos maristas.La entrada de este callejón está situada entre la calle: Real y Calle: Cardenal Spínola y que aún mantiene su nombre.Este callejón estrecho, con muchos baches en pendiente y sin apenas luz, solía ser transitado por los vecinos  para llegar a sus casas, al estar cerca de estas fincas solían cruzar todo tipo de bichos, entre ellos la culebra, siendo este nombre conocido cuando se referían a este callejón.
Actualmente mantiene la misma estreche y su inclinación, siendo cortado el tráfico ya que al construirse los nuevos barrios crearon nuevas entradas.Justo en este callejón  Gregorio"Goro", tras la muerte de sus padres vendieron la casa a Angelito el cristalero donde montó su taller. y que actualmente viven otros inquilinos.Gregorio con su parte de la venta  compra la casa de enfrente en la misma  cuesta de este callejón, y que actualmente vive su hijo Antonio.la casa de Rosario la  "pelicana" era de la familia de la esposa de Pepito Salado el Fotógrafo,sobrina de la pelicana,que recoge en su casa hasta su defunción.

HE podido rescatar esta copla y este pasodoble de su repertorio.
Pasodoble  Antonio Martinez Lopez "Sanluqueño"
Enviada por la voz de un ángel cruzó una paloma por este lugar,en su pico llevaba un mensaje y en su lindo vuelo paro en guadiamar,porque allí cumplió, fue don Pedro Llorente quien lo recibió, y en las letras del renglón primero  decía a ese gran torero síguelo hasta el fin.





Copla de Gregorio " el Goro"Copla del albañil
Copla compuesta de 5 estrofas en verso,que bien podrían entrar en 34 cantes diferentes.
el origen de la letra se desconoce, pero sí es verídico que gregorio la cantaba, y algunas de sus letras cantadas fueron dadas a este para ser difundidas.

Yo conozco a un albañil aquí en sanlúcar, que se casó con una niña muy bonita, y a la niña le gustaba salir mucho de visita, y el albañil ya escamado se puso  acecharla un día y la encontró con un soldado y en una zapatería,y ella orgullosa y contenta, se marchó para su casa sin saber que el albañil la esperaba tras la puerta,la cogió por el pescuezo,la tendió sobre una estera y con carrito y cemento le tapó la gazapera,y ella exclamaba en grandes gritos,por dios señor albañil,descubreme esta cañería que los nardo se han secao y el perejil y la sandía que la huerta esta perdía.



Gracias por Visitar Nuestros Blogs


jueves, 17 de enero de 2019

Juan Barrera Donaire,Guitarrista y Poeta


Juan Barrera Donaire
83 años, natural de Sanlúcar la Mayor ( Sevilla) 2019
Guitarrista, Poeta y miembro  fundador de la Peña Flamenca de Sanlúcar la Mayor.
Presentar a Juan Barrera Donaire  un hombre que por su edad y trayectoria  de su carrera artística nos daría texto para escribir no solo unos folios de su currículo vite, sino para un libro, tendríamos que remontarnos a sus antepasados, pues de de casta le viene al galgo y a Juan Barrera ya lo trae en su sangre de sus abuelos y tíos paternos, músicos, cantaores, bailaores, poetas, su sangre está impregnada de este sentimiento andaluz.


Durante su niñez tuvo presencia de captar y aprender sus dotes magníficas que nos muestra en la guitarra y composición.En su adolescencia tuvo la experiencia de viajar a diferentes ciudades y de acompañar en numerosas ocasiones a cantaores de alto prestigio, numerosos festivales y peñas flamenca gozaron de su presencia otorgándoles premios importantes.Hoy día y desde hace algunos años lo podemos encontrar en la nueva sede de la peña flamenca de Sanlúcar la mayor,  del que fue fundador de la misma , colaborando con la dirección de la peña flamenca, organizando festivales y homenajes dentro del ámbito flamenco, cada  viernes viene siendo costumbre presentarnos un cartel tanto de aficionados como grandes figuras del flamenco, dentro del intercambio de la Federación de peñas flamenca nacional y andaluz.


Durante muchas mañanas conversaba con Juan Barrera, sobre la vida, el flamenco,los toros,la política,la poesía...y en esto último Juan me invitó cierto día a leerme parte de de un montón de hojas escritas por él mismo, sobre poesías, letras de flamenco y coplas, me decía que su inspiración le llegaba del paseo cotidiano por el pueblo y la reflexión de la vida en el pasar del tiempo, de sus vivencias y el amor a la vida.Al compás de un día soleado y la presencia silenciosa y atenta de su esposa, nos deleitaba con su voz las poesías que atesoraba con tanto esmero y pasión junto a sus guitarras, trofeos y fotografías de su vida artística.
Eustaquio Tirito, Cantaor de flamenco junto a Juan Barrera, reconocido guitarrista de nuestro pueblo en una actuación en la Cadena Ser, corrían los años 70.



Permítanme presentarles algunas de estas poesías que Juan Barrera Donaire
 escribió para sí, y hoy nos da permiso para que sean leídas para el mundo entero.
Poesías y Versos libres. por Juan Barrera Donaire.

   Poesía  ( 1
      Sanlúcar ya no es lo que era .

De Sanlúcar soy señores
Pena me da contarlo
Mientras tu pierdes honores   
Otros los van ganando.

Solo tienes grande el nombre 
Que es lo que te está quedando
Siendo cabeza de partido 
Otros intentan quitartelo.

Levantémonos Sanluqueños
Por que vivimos soñando 
Mientras nosotros dormimos  
Otros pueblos despertaron.
Porque han sido inteligentes,
Han sabido administrarlo.
Tu has  tenido pa caramelos
Y no has sabido degustarlos.

Solo presumes de grande
Que es lo que te está pasando?
Que has perdido tus valores tu riqueza y tus encantos.


Poesía ( 2)
Eres la flor de un tequiero.

Eres la flor de un te quiero
déjame entrar en tu jardín,
eres mi vida y mi cielo
y sin ti yo no sé vivir.

Tu aroma me da aliento
aunque me nubla el sentío,
rosita te llevo dentro,
dentro del corazón mio.

Y aunque tus espinas me clavas
yo no siento ningún daño
es tan grande mi ceguera
que no veo los desengaños.

Eres flor de primavera
y por ti sigo penando
no me dejes compañera
a Dios le pido rezando.

Y aunque no viva en en tu arriate
yo siempre estaré a tu vera
juntemos nuestros colores
que anuncian la primavera
y florezcan los amores
de mi rosa compañera.

Poesía ( )
El árbol caduco

Mucho le temo al otoño,
que cerca está del invierno
porque me quita la ropa
que el aire viene barriendo,
y al llegar la primavera
estreno mi traje nuevo,
en él tengo confianza
pues me dura todo un año entero,
con él desafió al viento,
frondosa es mi espesura
que con agosto me atrevo
pues si que no tengo dudas
que al llegar el otoño nuevo
quedan mis ramas desnudas. 

Gracias por visitar nuestros blogs, 


martes, 15 de enero de 2019

Eustaquio Mora"Tirito"


Eustaquio Mora"Tirito"
Nacimiento:1952-67 años
de Sanlúcar la Mayor
calle Lora,( Frente a la Hacienda Benazuza)

Eustaquio Mora"Tirito"a la temprana edad de cinco años solía acompañar a su padre que era arriero y se juntaba con sus amigos para tomar unas copas en el bar del Sargentillo"el Chispa",su padre cuando se tomaba unas copas demás llamaba a Eustaquio y le hacía cantar unos fandangos,Eustaquio aunque no savia de cantes conocía algunas letras en la que ponía todo su interés en cantarlas a su manera,estos momento hacía que los presentes le dieran algunas pesetas,esto hacía que Eustaquio pusiera más interés y así tenía para sus chucherías.A los doce años solía escuchar los cantes que emitían en la radio y fue tomando interés en aprender de los maestros aquellos cantes que con mucha atención escuchaba.

Con 14 años entra a trabajar en la fábrica de ladrillos de Antonio Lombardo,con sus primeros sueldos se compra un casete( Grabadora de cintas) en la tienda de Casa Vargas,en estos años vivía en la calle Lora,( Frente a la Hacienda Benazuza),a los 16 se traslada a la calle  Virgen de la Cabeza,donde actualmente vive su tío Curro Parrilla.de escuchar una y otra vez las cintas de casete se aprendió algunos cantes que entre amigos solía cantar. a los 18 años coincidía mucho con su amigo Pablo Góngora que vivía unas casas más abajo de su vivienda en la calle  Virgen de la Cabeza (Junto al edificio y tienda la Cadena)salida a Calle España, junto a la corredera.




Pablo Góngora y Eustaquio Mora solían cantar mucho cada vez que se juntaban en los bares, para Eustaquio su amigo Pablo era entendido en cantes y le tenía gran estima y admiración, fue en la semana Santa de comienzo de 1970, en la salida de la Hermandad del Huerto estando los dos amigos juntos, Pablo le propone a Eustaquio que cantara una Saeta y que él también le acompaña con otra saeta,el resultado fue contestado por el público con sus aplausos,a partir de aquí Eustaquio Mora comenzaba a aprenderse algunas letras para saetas y con un repertorio amplio, participó en los pregones que se organizan en estos años siendo destacado por su voz y recogiendo los distintivos premios de las hermandades. 





En estos años Eustaquio Mora comienza un recorrido por los distintos pueblos donde se organizan concursos de saetas, siendo este ganador de los concursos en muchas de las ocasiones, su primer concurso fue en el pueblos de Valencina de la Concepción donde participó junto a diez concursantes y de la que obtuvo el primer premio,a partir de aquí siempre que se presentaba a concursos era elegido y siempre obtenía algún premio,esto anima a Eustaquio Mora y junto a su amigo Pablo Góngora que en realidad se llamaba Juan Góngora, pero todos le conocíamos por Pablito Góngora, quisiera destacar a la familia Góngora que en nuestro pueblo es más conocida por los de la "Ama leche", esta familia cuenta con destacados miembros en el cante tanto como en la saeta  y el flamenco,Juan,Antonio,Fernando,José Góngora y Carmen hija de Antonio que acompaño a su padre en numerosas ocasiones en la saeta,fueron personas destacadas en el cante en nuestro pueblo y que en una próxima ocasión conoceremos a la familia Góngora en nuestro apartado del flamenco en nuestro blog.Eustaquio Mora y Pablo Góngora recorren distintos pueblo interviniendo en los distintos concursos de saetas,en el pueblo de Baena Eustaquio obtiene el tercer premio compitiendo junto a 30 concursantes de los más relevantes saeteros del momento,al siguiente años obtiene el primer premio en el concurso de saetas del pueblo Castro del Rió,Juan Gongora acompaño  a Eustaquio Mora mas de 40 años por los pueblos y concursos donde juntos participaban siendo Eustaquio como más destacado en este apartado de las saetas, aunque Juan Góngora obtuvo también numerosos premios.
 

A finales de los años 70 y toda la década de los 80 y 90,2000,Eustaquio Mora recorre distintas provincias Cádiz, Málaga, Sevilla...,con numerosos premios importante cuenta  entre ellos en el 2002 el primer premio nacional de saetas de la casa de arte de D.Antonio Mairena, premio de la tertulia flamenca de la isla,premio nacional de saetas de la peña Camarón de la Isla,premio nacional del cante por seguiriyas y carceleras en Lucena (Córdoba),primer premio especial Manuel Yerves  por seguiriyas y carceleras en Osuna,tercer premio de la asociación de la  hermandad de la Oliva de Sevilla.
Su primer contrato como saetero fue con la  hermandad de Utrera,aquel año fue con un sanluqueño conocido como el "Chinelo",el jueves santo cantaron a una hermandad y gusto tanto que fue contratado por la otra hermandad para el sábado santo,otro de los cantaores que participó fue el " Cuchara"de Utrera.

En Sanlúcar fue contratado en muchas ocasiones por la hermandad de la Soledad,pero su contrato mayor fue con la hermandad de Jesús,estuvo más de 20 años cantando a su salida y en otros puntos del recorrido.y  esporádicamente también cantó para la hermandad de la Piedad,en Alcalá del Río estuvo 28 años cantándole a la hermandad de las Angustias,en albaida del Aljarafe 36 años a la hermandad de la Soledad,en olivares a las dos hermandades 26 años,a la virgen de la Soledad de Huevar 26 años,en Tomares 15 años,Benacazón 15 años.Fueron unos años en que grandes saeteros de nombres conocidos entre el público y hermandades como Rogelio barrera de Huévar, Antonio Góngora de Sanlúcar la Mayor,entraron en decadencia por su edad, lo que posibilitó a Eustaquio Mora ser reclamado por las mismas hermandades y ser contratado por ser el más destacado entre los saeteros del momento,

En su dilatada carrera como cantaor de Saetas tuvo momentos en que su garganta presentaba cierto deterioro por sus esfuerzos, en el 2006 su garganta presenta unos nódulos en las cuerdas vocales que tuvo que ser intervenido en operación en el Hospital Virgen del Rocío ( Sevilla),tras la operación su garganta no está en el tono deseado para continuar con el cante,aunque podía seguir cantando, pero los tonos que él alcanzaba anteriormente ya no eran posibles.Las hermandades continuaban reclamando su presencia en los años siguientes, pero Eustaquio Mora comprendía que si no daba los tonos que su garganta tenía antes de la operación sería el momento de dejarlo.Los aficionados al flamenco y al cante de la saeta,  a los que  conocimos unas etapas de esplendor  en nuestro pueblo de Sanlúcar la Mayor y un reconocimiento en otros pueblos y provincias donde cantaores como los hermanos Gongoras, Eustaquio Mora  "Tirito",Guitarristas como Juan Barrera,Juan el "Pileño",y numerosos cantaores aficionados que formaron parte de nuestra memoria colectiva fueron homenajeados en su momento en las primeras peñas que a partir del nuevo siglo XXI fueron creándose como nuestra peña flamenca de Sanlúcar la Mayor, gracias a la iniciativa de Eustaquio Mora "Tirito" y  Juan Barrera que en esta nueva etapa juntaron sus esfuerzos para Sanlúcar tuviera su peña flamenca.

Eustaquio "Tirito" después de haber recorrido tantas peñas flamencas en su vida como cantaor, plantea a los más aficionados la creación de una peña para su pueblo,esta iniciativa planteada, creaba la falta de dinero para que la nueva peña tuviera su espacio.Eustaquio Mora compra en el 2000 unos terrenos en el camino de los "Barraeros"junto al tejar del " Pena" y construye unas naves que luego arrendaría a distintos artesanos y particulares, en una de las naves invita a los aficionados a tomar unas copas y unos guisos para que los propios aficionados tomarán contacto con la idea de crear una peña flamenca,Eustaquio Mora organizaba encuentros de cantaores de otros pueblos, aficionados y profesionales que proporcionan cada vez más interesados, el éxito de esta iniciativa de Eustaquio prosperó rápidamente llegando a tener más de 150 socios en los siguientes meses de ese mismo año. Aunque todavía no estaban constituidos legalmente como peña,ellos ya se consideraban como una peña, sus esfuerzos caminaban en pos de encontrar el momento adecuado. En primavera cercano a la semana santa Eustaquio organiza una exaltación a la saeta en la casa de la cultura,donde pagaría todos los gastos de cartelería y demás medios para tal evento, este encuentro proporciona una pequeña cantidad de beneficios de la que invierte posteriormente en un festival del fandango,recogiendo un poco más de beneficios,con el dinero recaudado Eustaquio Mora organiza para los socios comidas en la nave afín de continuar la formación de la peña.
En este periodo Eustaquio Mora habla con Eustaquio Castaño, alcalde en estos años,  solicitando un espacio para la peña flamenca,( a pesar de estar en contra otro partidos de la posición) el ayuntamiento pone a disposición de los socios una nave en la calle Alcalde Manuel Gutiérrez Nº 8,siendo compartida en dos partes con la asociación de pesca Guadiamar.
Eustaquio Mora "Tirito"y Juan Barrera fundadores de la peña pone en marcha los arreglos de la nave para su adecuación,los pequeños festivales y comidas sufragaron los primeros gastos, ante la falta de dinero para su terminación Eustaquio "Tirito" pide un préstamo al banco y sufragar los gastos para la terminación de la obra,mencionar también a colaboradores y socios como Antonio Reyes( Frutos secos Reyes) pagando toda la instalación eléctrica y durante varios años pagando la cartelería,Antonio con su herrería en olivares proporciona todas las puertas y Eustaquio Guirao él herrajes.
En los siguientes años continuaron con su programación de exaltación a la Saeta, y el festival de Fandangos en la propia peña,dejando los festivales mayores en la casa de la cultura.

Eustaquio Mora "Tirito"y Juan Barrera amigo y fundadores de la Peña Cultural Flamenca de Sanlúcar La Mayor.Juan  Barrera guitarrista que acompañó a Eustaquio durante su carrera de cantaor de flamenco.Desde el 2000 al 2010 Eustaquio Mora  "Tirito"y Juan Barrera tomaron la presidencia de la peña,después le sucedieron como presidentes otros socios como, Ana Rosa( 2010.12,José Luis Díez Camacho( 2012-14,Rosa Santana ( 2014-15,Eustaquio Mora"Tirito" (2015-16),Manuel de olivares( 2016-18 ). Recientemente se propuso a la junta directiva y a los socios de ponerle el distintivo al nombre de la peña el de el fundador Eustaquio Mora"Tirito" y que pasaría a llamarse Peña Cultural Flamenca Eustaquio Mora"Tirito" de Sanlúcar La Mayor,siendo ésta rechazada por una parte,y no se aprobó.Quizás la falta de sensibilidad por parte de los últimos socios y su desconocimientos del trabajo realizado por parte de Eustaquio Mora "Tirito" a la que se debe la existencia de la propia peña.Eustaquio Mora"Tirito" realizó numerosos homenajes a cantaores en reconocimiento por su trayectoria en el cante,la puesta en marcha de festivales y exaltación a la saeta,su persona y su capital dispuso siempre para la peña y que esta pudiera seguir adelante y asentarse.con su voz llevó el nombre de Sanlúcar por todos los pueblos y provincias durante cuatro décadas,luchó para conseguir su sueño, que Sanlúcar tuviera su peña flamenca y lo consiguió,como empresario compró la vieja venta el calamar y la renovó como venta la alegría,actualmente desde hace algunos años la convirtió en un pequeño hotel el cual dirige con su familia.
Actualmente  en el 2019 la Peña Cultural Flamenca de Sanlúcar La Mayor mantiene su programación semanal con actuaciones en directo, Tertulia Flamenca y sus visitas de intercambios entre Peñas Culturales Flamencas de otros municipios.En la emisora local "Solucar Radio" 88.7 y dentro del programa "Los Cabales" de nuestro compañero Manolo Caro, dándonos una pincelada en directo del buen flamenco e información sobre la programación de la peña.




Sirvan estas palabras que recojo de la memoria y expresan un recorrido de su vida como cantaor,y que estando en la memoria colectiva del pueblo, sean compartidas y permanezcan en nuestro recuerdo como parte de un legado en el flamenco y a un saetero que elevó su voz con sentimiento en una semana gloriosa y de pasión, para elevar a una Sanlucar, la Mayor de todas las Sanlúcar en una sola levanta,para mayor gloria de nuestro pueblo Sanlúcar la Mayor.


Don Antonio Góngora
y a su Hermano Juan Góngora
Como cierre de nuestro pasaje por las memorias del flamenco en Sanlúcar la Mayor, recordar a dos de los cantaores más relevante de nuestro pueblo que nos dejó en el 2017,Don Antonio Góngora, gran cantaor y en particular gran saetero,Juan Góngora Hermano de Antonio 2018. su pueblo siempre les recordaran y la gran familia flamenca sanluqueña y muchos amigos flamencos de muchos rincones aljarafeños y andaluces, que sus almas descansen en paz.

Peña Cultural Flamenca Sanlúcar La Mayor

Gracias por Visitar nuestros Blogs

martes, 25 de diciembre de 2018

El equipo de los Barrenderos les desea un Feliz 2019


 El equipo de los Barrenderos les desea un Feliz 2019


Historia de los campanilleros de la Navidad y los villancicos
El canto de villancicos en el mes de Diciembre y Enero se extiende por todas partes a partir del siglo XIII en unión a la devoción por los nacimientos que San Francisco de Asís inauguró en Italia. La palabra villancico se refiere al canto del “villanos” que es como se conocían entonces a los aldeanos, habitante de lugares y villas en oposición a los ciudadanos, habitantes de las ciudades. Los “villancicos” acompañados con sencillos instrumentos rústicos tratan en un tono sensible e ingenioso de los sentimientos de la Virgen María y de los pastores ante el Nacimiento de Cristo.
También anteriormente los misioneros y monjes en el siglo V en toda Europa compusieron los primeros villancicos que se conocen con la finalidad de evangelizar a los aldeanos y campesinos que no sabían leer. Sus letras hablaban sobre el Misterio de la Encarnación e incluso de la Pasión de Jesús en lenguaje popular y estaban inspirados en la liturgia de la Navidad.
En el folklore andaluz podemos apreciar originariamente tres cantos navideños distintos: los villancicos, los cantos aguinaldos y los cantos de campanilleros. Hoy los tres parecen una misma cosa, debido a los múltiples injertos que el tiempo ha ido produciendo entre ellos y al envoltorio cristiano de la temática. Pero antaño cada cual tuvo sus melodías y su tiempo. Digamos que los villancicos eran cantos menos organizados que los otros, más al alcance de los niños y con una estructura musical más simple.
campanilleros
Estos coros de hombres, que al son de campanillas y cantes religiosos, iban por las calles en rondas nocturnas o al alba convocando a los fieles para que acudieran a los Rosarios de la Aurora en el mes de Octubre, a las misas de ánimas en el mes de “Tosantos” (Noviembre), se empleaban en las tardes de Diciembre en dar también avisó con sus cantos en este caso en un tono alegre de la próxima Navidad.
Los coros de campanilleros florecen en Andalucía durante los siglos XVII-XVIII unidos a los cultos de los meses de Octubre, Noviembre y Diciembre. Los pequeños grupos de campanilleros cumplían la función de auténticos pregoneros o anunciadores de las festividades de cada uno de esos meses, recogiendo sus letras continuas invitaciones al pueblo para que participara en los cultos, o bien narraban algún pasaje evangélico relacionado con la celebración (Misterios del Rosario o Jaculatorias de la Ánimas). Incluso eran contratados por particulares y cofradías para que con sus cantes participarán en rosarios callejeros, avisaran para las misas y sufragios en honor de los difuntos, procesiones y otros actos religiosos.
Los cantos navideños de los mismos campanilleros en el mes de diciembre eran totalmente distintos, incorporando un nuevo repertorio de letras e instrumentos, plenos de sones festivos pues anunciaban la alegría por la llegada de Jesús, y al escucharlos se iba preparando el ánimo del pueblo para la fiesta de la Navidad. Los cantes de los campanilleros eran imitados en diciembre por coros espontáneos de niños que se formaban en diciembre para cantar villancicos por las calles. 
El musicólogo De Zayas atribuye a Francisco Guerrero Maestro de Capilla, y racionero, de la Santa Catedral de Sevilla, la creación a finales del siglo XVI de las villanescas espirituales, germen de los villancicos navideños que nos han llegado. Fue tanta la popularidad de estas villanescas en Sevilla, que cuando Felipe II en varias ocasiones prohibió que se cantara en castellano en las iglesias, el pueblo haciendo caso omiso a la Real Orden, mantuvo letra y ritmos originales. Más adelante, los músicos y escritores del XVII y XVIII, cultivaron con esmero esta manifestación musical y los villancicos ocuparon un destacado y predominante papel dentro de su producción lírica.

La tradición de los campanilleros se fue perdiendo con el paso del tiempo en muchos pueblos de Andalucía, al decaer las celebraciones religiosas de los meses de octubre y noviembre que dieron origen a los campanilleros. En cambio, perduró su actividad en diciembre al tiempo que adquirió una mayor importancia el canto de los villancicos en detrimento de cantos de contenido teológico, es más en el periodo de finales del s. XIX y primeras décadas del s. XX la fiesta navideña experimenta gran auge. En el repertorio campanillero, de cualquier modo, cuando ellos participaban en actos de cultos, siempre habían tenido acogida algunos cantos alegres como los cantos de los Misterios Gozosos del Rosario y los cantos de “Las Jornaditas” como preludio de la Navidad.

A los cánticos navideños primitivos de campanilleros con sus campanillas y cascabeles originales, se fueron añadiendo el sonar rudimentario de panderetas, zambombas, triángulos, cántaros, sonajas y rascadores, a la vez que las letras piadosas y teológicas de ellos fue cediendo terreno al villancico tanto religioso con un contenido cándido como profano de contenido frecuentemente picante.

Han sido muy pocos los pueblos de la geografía andaluza que han conservado esta expresión del folclore popular del ciclo navideño hasta nuestros días. No obstante muchos mayores recordarán aún aquellas tardes de mediados del s. XX con los “niños campanilleros” por las calles, con sus instrumentos: panderetas, castañuelas, triángulo, la botella de anís para restregarle, cántaro etc. La vestimenta solía consistir en un pañuelo rojo al cuello, un chalequillo unas cintas de colores en los hombros y un sombrero de campesino a veces también con cintas. Se acostumbraba a visitar las casas, las tiendas y al finalizar el repertorio de canciones el dueño de los invitaba a una copita de licor o moscatel y a unos polvorones.

Esa tradición se conserva aún en algunos pueblos. Los niños recorren las calles en pandillas cantando villancicos por las casas y pidiendo el "aguinaldo" (dulces, algunas monedas, etc.).

tarjeta de aguinaldo de un tabernero También los distintos profesionales que trabajaban para ciertas casas pedían el aguinaldo como una gratificación por los servicios prestados, para lo cual entregaban una bonita estampa.

Los cantos de los campanilleros es un canto con raíces religiosas más profundas, de personas perteneciente a coros que ya actuaban por las calles en los meses de octubre y noviembre con otra temática religiosa (animar al rezo del Santo Rosario particularmente en las madrugadas de los domingos antes de la misa de la Aurora o de Alba, o animar a la gente con sus cantos sobre la temática de las almas de los difuntos a rezar por la Ánimas Benditas del Purgatorio). El nombre de campanilleros se debe al haberse acompañado sus cantos fundamentalmente de las campanillas de los animales de labranza. Los campanilleros entonaban aires de alborada, antiguos cantos de ánimas del mes de noviembre (de culto a los muertos), adaptados como coplas a la Virgen María en el mes de octubre. Son los famosos grupos de auroros que rompiendo el estremecedor silencio de la madrugá recorren las calles, acompañándose de campanillas, a veces por guitarras y diversos instrumentos de percusión.


Gracias por visitar nuestros Glogs