lunes, 11 de noviembre de 2013

Jugando a Morir (1966)


Jugando a Morir (1966)
Director: José H. Gan
Actores y Actrices
Blas Romero "El Platanito", Ismael Merlo, Alicia Hermida, 
José Sancho, Antonio Riquelme, Luis Barbero, Carmen Porcel, 
Lepe, José Orjas, Carmen Martínez Sierra
Sinopsis
Blas Romero "El Platanito" es un torero que empieza a dar sus primeros pasos en Mérida. Después de un largo camino, un día tiene la suerte de que retransmitan por TV su actuación, que lo llevará a la cima de la popularidad. A partir de ahora, sus problemas se van a centrar ante el dilema de tener que renunciar a sus sueños de hacer toreo clásico y serio, o lanzarse a un toreo falso, entre la payasada y la temeridad, que le ofrecerá una perspectiva de numerosos y bien pagados contratos.
 ((( Descarga Emule )))
Grupo: CLAN-SUD-SAT-Rip
ed2k://|file|Jugando.a.Morir.1966.SATrip.XviD.MP3.CLAN-SUD.avi|733982720|1AA98456C3F146394D25EB4F1DF09D95|/



Mediados los años sesenta adquirió una fama inusitada Blas Romero "El Platanito", un novillero que había nacido en Castuera (Badajoz) y cuya vida era toda una cadena de tópicos propios de una película de toreros: educado en un orfanato, había saltado de espontáneo y vivía en la miseria. "El Platanito", que de torear no tenía ni idea, se hizo célebre en toda España tras intervenir en una serie de novilladas organizadas por Domingo Dominguín y los hermanos Lozano en la madrileña plaza de Vista Alegre, éstas se celebraban por la noche y fueron retransmitidas en directo a toda España.

Blas Romero llevó los excesos al máximo y hacía de todo menos torear: subirse encima del toro, besarlo, ponerse de rodillas y de espaldas, ... Durante unos pocos años el chaval, de quien se aprovecharon unos cuantos, se hartó de torear por toda España, al reclamo de la fama y el morbo; yo recuerdo haber acudido con mi padre a una novillada nocturna en Zaragoza y ver como fracasaba el tipo vestido de azul marino y oro y luciendo un plátano dorado bordado en la espalda. La gente se hartó pronto de "El Platanito", que acabó en la miseria y en la actualidad vende lotería por las calles de Madrid.


La oportunidad del Platanito

Transcurría la tarde del viernes 28 de febrero de 2003 cuando en la madrileña plaza de Vista Alegre se celebró un homenaje al lidiador Blas Romero. ‘El Platanito’, como era conocido, sólo tenía una obsesión: ser torero.
Por ello dejó su trabajo para recorrer el campo en busca de alguna res a la que dar capotazos. Su estilo era tremendista y arriesgado y sólo necesitaba un medio para darse a conocer. Por fin la ocasión llegó con una corrida organizada para descubrir nuevos talentos, el llamado festival de ‘La Oportunidad’, celebrado en junio de 1964. Blas Romero triunfó en toda regla como novillero, pero no por sus capacidades técnicas o artísticas; muy al contrario, la gente llenaba las plazas para reírse a mandíbula batiente con los porrazos que le daban los novillos. Cuentan las crónicas que toreando a un bicho difícil fue vapuleado y lanzado varias veces al aire. Sangraba por la cara y por la pierna y tenía la taleguilla hecha jirones, pero en un alarde de valentía dijo a su cuadrilla: ‘Quietos, todo está según lo previsto’.




No hay comentarios:

Publicar un comentario